//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

Escuchanos a través de todo el mundo (Reproductor 1)

¿Qué es el Ejercicio CARIBE WAVE?


por: Red Sísmica de Puerto Rico

El ejercicio CARIBE WAVE (Caribbean Tsunami Warning Excercise) es un ejercicio de tsunami (maremoto) que se realiza anualmente en el Caribe, incluyendo a Puerto Rico y las Islas Vírgenes, bajo la dirección de la UNESCO y del Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico (PTWC). Desde el año 2016 este ejercicio se lleva a cabo anualmente bajo el nombre de Ejercicio CARIBE WAVE (Caribbean Tsunami Warning Excercise). En Puerto Rico se celebró desde el 2009 hasta el 2013 bajo el nombre de LANTEX (Large AtlaNtic Tsunami EXercise) y en los años 2012, 2014 y 2015 bajo el nombre de Ejercicio Conjunto CARIBE WAVE/LANTEX (Caribbean and Northwestern Atlantic Tsunami Exercise). Siendo el 2018, el año que marca la década de realización de ejercicios de tsunami en Puerto Rico, bajo el liderazgo de la Red Sísmica de Puerto Rico, en coordinación con los Centros de Alerta de Tsunamis de la NOAA, el Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres de Puerto Rico (antes AEMEAD), el Servicio Nacional de Meteorología Oficinas de Pronósticos de San Juan (NWS-NOAA), Federal Emergency Management Agency (FEMA), Comité EAS de Puerto Rico y la Asociación de Radiodifusores de Puerto Rico, entre otros.

El propósito del ejercicio CARIBE WAVE es mejorar la eficacia del Sistema de Alerta de Tsunami a lo largo de las costas del Caribe. El ejercicio brinda una oportunidad para que las organizaciones de gestión de emergencias de toda la región prueben sus líneas de comunicaciones operacionales, en sus procedimientos de respuesta a tsunamis, y promuevan la preparación ante un tsunami. Realizar ejercicios de forma regular para probar los planes de respuesta es fundamental para mantener una preparación adecuada ante las emergencias. Esto es particularmente cierto para el Caribe, en donde los tsunamis son poco frecuentes, pero pueden tener muy alto impacto. Se invita a todas las organizaciones de manejo de emergencias ( EMO ) a participar en este ejercicio.

El ejercicio CARIBE WAVE tiene como objetivo probar y evaluar las operaciones del sistema de Alerta de Tsunamis del Caribe (Caribe EWS), validar la preparación en la respuesta ante tsunamis (entre los que se encuentran la prueba de los protocolos y sistemas de comunicaciones entre los centros de alerta de tsunamis y los puntos focales de alerta), y la utilización de los productos del PTWC (Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico) para el Caribe, así como ayudar en los esfuerzos de preparación ante tsunamis de las agencias de manejo de emergencias caribeñas.

En la Región de Puerto Rico y las Islas Vírgenes este ejercicio se celebra bajo el liderazgo de la Red Sísmica de Puerto Rico (RSPR) y ha contado año tras año con la participación de todas las agencias de emergencia dentro de nuestra región de responsabilidad.

El ejercicio CARIBE WAVE 2018 se desarrolla bajo el marco del programa de Tsunamis del Intergovernmental Coordination Group for Tsunami and Other Coastal Hazards Warning System for the Caribbean and Adjacent Regions (ICG/CARIBE EWS) del Comisión Oceanográfica Intergubernamental (Intergovernmental Oceanographic Commission, IOC) de la UNESCO (United Nations Educational, Scientific, and Cultural Organization), de la NOAA en los Estados Unidos (National Oceanic and Atmospheric
Administration), y de otras agencias de emergencias de la Región del Caribe (como CEPREDENAC, CDEMA, and EMIZ). En el manual oficial del ejercicio se establece que el mismo se lleva a cabo para contribuir a las actividades de preparación en casos de tsunami en toda la región del Caribe. Eventos recientes, como los que afectaron al Océano Indico (2004), Samoa (2009), Haití (2010), Japón (2011) y Chile (2010, 2014, 2015), atestiguan la importancia de una planificación adecuada de la respuesta a los tsunamis. Aunque la mayoría de los tsunamis son generados por terremotos, también pueden ser causados por deslizamientos, erupciones volcánicas o impactos de cuerpos celestiales. De acuerdo con el NCEI (National Centers for Environmental Information) de la NOAA en el Caribe en los pasados 500 años se han observado sobre 105 tsunamis y al menos 4,561 personas han perdido la vida a causa de estos. Además de los tsunamis, la región también tiene una larga historia de terremotos destructivos. En la región hay múltiples segmentos de fallas y características submarinas, que podrían ser fuente de tsunamis generados por terremotos y deslizamientos de tierra. El perímetro de la placa del Caribe está bordeado por cuatro grandes placas tectónicas (América del Norte, América del Sur, Nazca y Cocos). La subducción se produce a lo largo de los márgenes oriental y nororiental atlánticos de la placa del Caribe. Por otro lado, el norte de América del Sur, el este de América Central, la cadena montañosa y el graben de las Islas Caimán y el límite de la placa septentrional se caracterizan por fallas normales, transformantes y de desgarre (Benz et al, 2011).

Además de las fuentes locales y regionales, la región está amenazada por tsunamis transatlánticos o tele tsunamis, como el Terremoto de Lisboa de 1755. Dado que en esta región (Caribe, América Central y norte de América del Sur) viven casi 160 millones de personas y que se producen fuertes sismos a intervalos de unos 50 años, el problema no es saber si ocurrirá otro tsunami de gran magnitud, sino si la región estará preparada para hacerle frente cuando se produzca. Los riesgos de que se produzcan sismos de importancia en el Caribe y la posibilidad de que den lugar a tsunamis son reales y deben ser tomados en cuenta seriamente.


Colón Radio Corporation ©2017